Experiencias y Meditaciones Estoicas Parte 1 [DIA 28]

¿Qué ocurre cuando hay un día que no tengo un tema especifico sobre el que escribir, más alla de mis experiencias y meditaciones estoicas del dia? Pues un día como ese es hoy; y justamente 4 semanas después de empezar el proyecto se ha dado. Si es cierto que llevo unos días intentando gestar una serie de temas relacionados con la parte Física del Estoicismo; la parte más transcendental vista desde los orígenes de Zenón y los suyos, pero que todavía no he completado.

También tengo otros temas que tratar que he comentado en pasados mensajes; necesitaría documentarme un poco más antes de poder tratarlos y luego meditarlos en consecuencia. Creo que ahora sería simplemente hablar sobre un tema sin pleno conocimiento y aún menos consciencia, cosa que creo que no tenga faceta virtuosa alguna.

La cita Estoica del día

En la constitución de una naturaleza racional no veo virtud alguna que se oponga a la justicia; pero contra el deleite, veo la continencia.- Marco Aurelio, Meditaciones, Libro VIII-39

Esto parece un silogismo; considerando que la justicia es una virtud, plantea si realmente existe alguna virtud que se oponga a ella, y no es el caso por pura lógica. En el otro polo está el caso del deleite, que en una serie de filosofías se considera como algo positivo; en este caso en cambio, si que existe una Virtud que se opone, la continencia; llamémosle subvirtud de la Templanza (tema del que he meditado hoy). Con lo cual deja caer que el deleite es un vicio dado que existe una virtud que se opone.

Aprovechando la tesitura, aquí se observa como en este punto Marco Aurelio, ya habla abiertamente de virtudes cardinales; claro ejemplo de como a partir del Estoicismo Medio, los romanos Estoicos ya fueron «impregnados» por este eclecticismo proveniente de unir doctrinas Peripatéticas y Platónicas con el Estoicismo.

Pero como comentaba días atrás, la Justicia como algo subjetivo ámpliamente, que no encaja demasiado bien con la Física y Lógica Estoica desde mi punto de vista; o al menos yo aún no he visto el encaje. Es muy fácil de enunciar algo con respecto a la justicia. En cambio es realmente es difícil de reflexionar e imperar en profundidad.

Experiencias y Meditaciones Estoicas del día

Como ya venía introduciendo hoy va a ser algo más escueto de lo común, no por ello inferior. En primera instancia, a pesar de las breves meditaciones estoicas sobre como reconducir la práctica estoica que he tomado en estos días atrás, todavía no me he tomado el tiempo para llevarla a la acción por completo. Básicamente en resumen, no he ejecutado la Virtud y mayoritariamente he hecho puro halago de molicie, vicio en la perezca, y una pizca de procrastinación todo combinado. Como dije creo que voy a poner la palabra molicie delante de mi escritorio, para recordarme cual no es el camino a seguir.

Quizá debería reflexionar un poco sobre las causas de este estado, pero debo recordarme a mi mismo que la disciplina estoica esta principalmente enfocada en la acción, no en la lamentación ni en la culpa. Si no se ha hecho bien, no es motivo de nada, y se sigue meditando sobre como mejorarla sin más.

Si es cierto que observo como me mantengo estable ante las inclemencias de las personas; muchas veces a título personal han sido las que mayor impacto negativo me han causado en mi desempeño. Pero por otro lado, el existe el hecho de no ejecutar las acciones que debiere con cierto grado de compromiso y fortaleza; esto ha simbolizado en mi un alto grado de pasividad viciosa totalmente innecesaria.

Partes Cumplidas y por Cumplir

Como parte de las meditaciones estoicas del día de hoy, una de las conclusiones que he sacado ha sido en relación al ocio.

  • Por un lado he aplicado algunos métodos para mantener a raya el consumo de tiempo vicioso; principalmente estos han ido orientados en cuanto a la visualización de contenidos en Internet y en Redes Sociales. Me alegría significativamente haber llevado a cabo estas acciones, especialmente porque he notado que ya no pierdo casi tiempo en ello y parece que se esta convirtiendo en un preferido positivo
  • Por otro lado, en contrapartida, si que pierdo tiempo en otras actividades ociosas, quizá a veces, de manera excesiva. Cuando el ocio es prudente, recordando que la virtud de la templanza es la sabiduría del placer;  forma parte de lo que llamaba Crisipo, «las pasiones positivas». Pero cuando el ocio se desmide, se convierte en vicio, literalmente; a esto se le llama de una forma u otra, deleite. Quizá la solución pasa por controlar exhaustivamente el tiempo procurado con un reloj, sin ir más lejos. Una solución quizá sencilla pero eficiente, y sobre todo prudente. Habrá que probarla a lo largo de los próximos días.

Por lo demás, al margen de no haber ejecutado las prácticas y las meditaciones estoicas de manera conveniente; que ya es suficiente impedimento para progresar en la virtud, el resto ha sido «catalogablemente aceptable».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar