Rebobinando la cinta de la Disciplina del Deseo [DIA 27]

Llevo unos días intentando avanzar frenéticamente en el aprendizaje sobre todo en la parte más teórica del estoicismo; ahora estoy notando como me esta pasando claramente factura haber dejado otros temas de lado a cambio. Una serie de acontecimientos transcurridos a lo largo de esta semana me han hecho parar y tomarme unos minutos de reflexión. Tengo que empezar a reestructurar algunos temas relativos a la disciplina del deseo en la práctica estoica, y seguir trabajando en su mejoría y correcta comprensión. La meditación de hoy trata principalmente sobre ello.

La cita Estoica del día

La plegaria de los atenienses era en esta forma: «Riega, riega, amado Zeus, los campos y los valles de los atenienses». Y en verdad que, o no se debe rezar, o se debe rezar así, sencillamente, ingenuamente.- Marco Aurelio, Meditaciones,  Libro V-7

Es curioso como varios milenos atrás ya se daba esta premisa, y hoy sigue repitiéndose incesantemente; tener la necesidad de la expectativa ocurra. No quedó muy claro si Séneca, en la cita del otro día, era realmente él quien la suscribía; pero en cierto nivel ambas van en la misma linea. Si generamos una necesidad, esta necesidad puede verse perturbada, por ende nuestro avance hacia la Virtud quedará truncada. Así lo mismo ocurre en el caso de generar una expectativa. Pero en este caso se produce doble efecto: Necesidad + Expectativa; la necesidad de que llueva, que hasta cierto punto podría ser un bien necesario dado el hecho que sin lluvia, podría atentarse a nuestra supervivencia si dependemos de la misma; si le sumamos expectativas, simboliza un probable sufrimiento en caso de que no ocurra.

Marco Aurelio trataba de ingenuo a todo aquel que no actuase de acorde a la virtud; por tanto trasmite o bien a efecto de sabio, no rezar, y hacer lo que esta en nuestra disposición para salir adelante al margen de las circunstancias; o bien rezar, y seguir siendo ingenuos, porque el rezo en si, al menos hecho de esta forma ingenua, no cambiara nada (compulsión). Ojo: No quiero decir que el rezo no sirva para nada, pero este tipo de rezo compulsivo que no aparece implicitamente en ningún escrito o tratado es la ingenuidad en estado puro al que hace referencia Marco Aurelio.

Aunque la Ingenuidad no es cosa del pasado. Es interesante observar esta cita, dado que hoy en día, ya no se habla de Zeus, sino de Dios, y no se reza tanto porque llueva (que también), sino porque un ser querido se salve una enfermedad. En todos los casos, el resultado es el mismo; predestinarse al sufrimiento, caemos en la pasión del dolor, falta de Coraje principalmente ergo, nos alejamos de la Virtud. Alejarse del dolor sea por ignorarlo o por despreciarlo, no hace más que acercarlo y atestiguarlo. La oración mal ejecutada, es vicio.

Experiencias y Meditación del Día: Pequeña parada de reflexión sobre la disciplina del Deseo

Como ya venía indicando desde el día 1, quizá toda la práctica estoica relativa a la disciplina del deseo era probablemente la que más cuesta arriba se iba a hacer. Para hacer un breve recordatorio, la disciplina del Deseo en realidad se enfoca en la gestión de las pasiones. Aquí principalmente se cosechan a través de diferentes prácticas, y de manera contigua, tanto el Coraje como la Templanza. Y en mi caso, como el de seguramente muchos otros, no son dos Virtudes que brillen por lo que destacan en mi persona.

Pero más concretamente la Virtud del Coraje, es la que tengo más debilitada, y es ahora, a través de la práctica Estoica, cuando más claramente me ha sido revelado esto. Hoy quiero comentar un poco, entrelanzando con mi práctica pasada, presente, y futura, como han ido surgiendo una serie de acontencimientos y como quiero corregir en base a ello.

Estos días atrás, he tenido la oportunidad de ejecutar algo, que desde hace varios meses, ha sido de relativa gran relevancia para mi:

La Visualización Negativa

  • En primera instancia, yo ya sabía que esto tenía que ejecutarse tarde o temprano, y poco a poco fui integrándolo en mis Visualizaciones Negativas; siendo consciente y observando como lo que iba a hacer iba a salir mal. Esto ya vengo haciéndolo de antes, y me causa en la actualidad algunas dudas; parece en cierto modo que me estoy predisponiendo al error, y en caso de surgir, es como si hubiera metido más leña al fuego, por visualizarlo con tanto enfoque. Algo estoy haciendo mal evidentemente

Por poner un ejemplo de lo que me refiero: Timothy Gallwey en la práctica del tenis, comentaba como a sus alumnos les mostraba la acción a llevar a cabo, y luego les hacia repasar en sus mentes esa acción. Toda la parte inconsciente de ese aprendizaje era la que mejor replicaban, y toda la parte que asimilaban conscientemente era la que peor. Por ejemplo, al hacer un movimiento los alumnos veían el movimiento de su raqueta y el movimiento de sus pies. Si el alumno verbalizaba de alguna forma, por ejemplo comentando acerca del movimiento de los pies, era muy probable que en la práctica, ejecutase un buen movimiento de raqueta, y un mal movimiento de pie.

También es cierto que estos movimientos son semi-automáticos, y en mi caso, la mayor parte del tiempo me encuentro sumido en acciones meditadas, elaboradas y ejecutadas minuciosamente. No es algo tan instintivo como un deporte. Pero en la parte negativa, al hacer visualización, es como si estuviera replicando esos momentos mal hechos, con lo cual parece como que en el momento de la verdad, estoy esperando que pasen, como si tuviera la necesidad de presenciar un deja-vu.

Hace tiempo, preguntando sitios de debate, la mayoría de la gente opinaba al respecto que la visualización negativa, tenía que realizarse con el mal ya dado, no con el mal apunto de darse. Es decir, no se debe visualizar como cortando el jamón te cortas el brazo, sino ya el brazo cortado y de camino al hospital. Creo que estos pequeños detalles tengo que pulirlos porque mi Visualización Negativa hasta la fecha, esta plagada de estos errores

Prácticas pasivas de la disciplina del Deseo

  • La mayoría de las prácticas pasivas de la disciplina del deseo, si soy sincero, las tengo bastante dadas de lado. Todo lo que no pueda registrar en una lista, en un papel, o en algún sitio, pasa completamente desapercibido por mi parte. Una de dos: O ejecuto prácticas pasivas de manera voluntaria varias veces al día o tendré que ver que solución darle a este tema. Algo que me apunto para reflexionar estos días en adelante, porque todavía no lo tengo claro
  • Finalmente, y como ya es común, la Renuncia Voluntaria. Esto ya parece un tira y afloja, a veces va bien y a veces va mal. Pero es cierto que en estos días en los que me he sometido a cierto grado de presión, he requerido huir de ella como la pólvora. Tengo claro que si ni siquiera tengo en orden todo lo anterior, esto va a ser mi reacción por defecto: Huida completa y dejar la Renuncia completamente de lado. Expectativas, Necesidades, en definitiva una disciplina del deseo por tierra.

Por eso, voy a ir tomando pausas meditativas de este estilo, con Meditaciones sin mucho avance teórico y más práctico. No van a ser mensajes para recordar, pero si me serviran para poner en orden mis prácticas estoicas y disciplinas; en especial la disciplina del deseo, y hacerme más consciente de como va avanzando.

 

 

2 comentarios en “Rebobinando la cinta de la Disciplina del Deseo [DIA 27]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar