Planteando un nuevo formato de Meditaciones Estoicas [DIA 67]

Como he venido anticipando unos días atrás, ya es el momento de plantear un nuevo formato para las meditaciones estoicas y hoy quiero aprovechar para hacer una breve recapitulación de la práctica ejecutada en base al mes pasado y replantear algunos cambios de cara a los próximos días.

Esta entrada será simplemente informativa/recapitulativa, sin mucha información acerca de nada del estoicismo en particular.

La cita Estoica del día

En todo y por todo pende de tu arbitrio, ya el complacerte piadosamente en la actual disposición de la providencia, ya el tratar según justicia con tus contemporáneos, ya el vigilar cuidadosamente la idea del momento presente, a fin de que ni aun lo más recóndito se te pase por alto. – Marco Aurelio, Meditaciones, Libro VII.54

Otro gran ejemplo práctico de la filosofía de Marco Aurelio. Aquí habla de la vigilancia consciente como idea del momento presente; estar dispuesto de manera correcta a seguir la razón según está dispuesto por causa de la Divina Providencia.

En definitiva: Si no disponemos de un alto nivel de consciencia en el día a día, reaccionaremos mal de manera frecuente (ante incorrectos asentimientos) y esto nos generará un constante arrebato de pasión que perturbará en gran medida esa Paz Mental (Eudaimonia) que en esencia venimos buscando.

Si aceptamos nuestra condición de ser humano razonable, y hacemos el correcto ejercicio de esta condición, las cosas deberían cambiar para nosotros significativamente. Ese arbitrio o «prohairesis«, es decir, esa elección que disponemos siempre, de poder elegir si queremos asentir correctamente o no, aun a sabiendas (tras haber leído tantos textos estoicos), de la consecuencia de un mal asentimiento.

Nueva Estructura de las Meditaciones Estoicas

En primera instancia voy a ir comentando algunas variaciones del formato que quiero darle a las nuevas meditaciones estoicas. Aunque eventualmente tengo en mente seguir progresando en la parte más teórica, al mismo tiempo necesito crear espacio para una serie de mensajes que serán menos intensos en «conocimiento estoico»; mi idea es ir señalando estas variaciones en el titulo y crear un formato uniforme. Esto irá variando a lo largo del tiempo, pero esencialmente, al menos durante el primer mes.

Estas nuevas meditaciones estoicas, se verán como una Cita Estoica del Día de manera ampliada. Es decir: serán de una sola sección, y luego sub-secciones en base a esa sección. Y esa sección será en si la Cita Estoica del Dia.

Por ejemplo: Si quiero comentar acerca de los primeros 3 o 4 pasajes de los Discursos de Musonio Rufo o de Epicteto, señalizaré en el título y en el primer párrafo esto, y a continuación iré poniendo diversos fragmentos y los iré comentando como parte de esa meditación escrita del día. Esto también me servirá un poco como ejercicio, para poder ir uniendo toda la información que he comentado hasta la fecha, y ver, que nivel de fehaciencia hay entre mis meditaciones/pensamientos y la realidad que proponen diversos autores Estoicos como Epicteto/Musonio

Los títulos los señalizare así (un ejemplo): CITA ESTOICA: Epicteto. Disertaciones Con Arriano. Libro I. Pasajes I-IV. 

Y dentro señalaré los diferentes pasajes que quiero tratar, con sus respectivas posiciones; además, con respectivos títulos para ir dotándoles de cierta estructura. Por decirlo de una manera sencilla, será como hacer un comentario de texto de un libro en cuestión, siendo en este caso el libro, partes de autoría Estoica.

¿El motivo de este cambio?

Principalmente, quiero dar una vuelta a la línea teórica que he ido siguiendo en los dos últimos meses y disociarme ya para dar un sentido más estoico-práctico a mi vida. Esto me permitirá dos cosas: Hacer Meditaciones mucho más cortas, y por consiguiente tener más tiempo para la práctica, algo que me he venido aquejando prácticamente 9 de cada 10 mensajes con Experiencias del Día relatadas en el pasado.

Y el otro motivo, es que en cierto grado, quiero tomarme el tiempo, para analizar en profundidad los textos Estoicos Originales. De hecho intentaré tomar un mínimo de dos referencias de traducciones simultáneamente; es decir, la versión en ingles y en español, o incluso si es posible en algunos casos, hasta 3 referencias. Aunque si es totalmente cierto, que hemos observado un montón de incongruencias a lo largo de estos meses, creo que también, autores como Epicteto, propusieron una filosofía no tan compleja para tener que perderse en semejantes divagaciones que llevan fácilmente a contrariarse de manera inequívoca.

La parte más Teórica.

De todas formas, no abandonaré el continuo estudio del Estoicismo, más allá del análisis de texto. En estos momentos he empezado a revisar un nuevo libro: La ciudadela interior de Pierre Hadot (traducción en ingles, The Inner Citadel por Michael Chase). Este libro trata principalmente de hacer un análisis en gran profundidad de las Meditaciones de Marco Aurelio, y trata de dar un prisma concretamente integral (al contrario de yo, que haré un estudio muy superfluo de los pasajes de textos estoicos, solo a titulo informativo personal).

En este caso Pierre Hadot, hace un análisis de 360 grados, en el que observa, la situación de Marco Aurelio en el momento, las motivaciones que le llevaron a escribir el libro, las personas de las que se rodeó, el ambiente político, y luego miles de referencias a diversos textos que pudieron servir como apoyo para entender mejor el contenido de Meditaciones.

Recapitulación de la práctica del Mes Pasado

Tal y como hice al final del mes de Enero, hoy quiero volver a hacer una recapitulación, sobre todo para observar a título personal, cual es mi punto de partida para esta nueva etapa. Debo decir, que en gran medida se ha repetido tanto lo bueno como lo malo, por ello quiero empezar a introducir una serie de cambios relativamente importantes como comentaré a continuación.

Meditación de Consciencia Plena

Exactamente igual al la recapitulación anterior, prácticamente un 50% de días de éxito y en rachas muy seguidas. Cuando lo hago, quizá lo hago una semana seguida, y luego paro, y dejo de hacerlo otra semana. ¿Motivo? Una falta de compromiso significativa

En estos momentos, y según comentaba el otro día, tengo que darle un nivel de prioridad crítico a está práctica, o incluso ir planteando ya alargarla hasta los 40 minutos, dado que va a ser la piedra angular de la nueva fase de práctica estoica. Sin un estado consciente altamente entrenado, mi grado de asentimiento a lo largo del día va a ser completamente nefasto.

Las Meditaciones Estoicas

Al igual que comente el mes pasado, 67 días, 67 meditaciones estoicas. No hay día que falle en este aspecto y sinceramente no se exactamente cual es el motivo que me mueve a ejecutar con este nivel de fiabilidad. Además lo curioso es que he pasado de no haber hecho esto nunca, a hacerlo de una manera como si fuera un autentico hábito. Definitivamente, soy el primer sorprendido. En cierto grado, al iniciar esto, ya pensaba que para estas fechas habría completamente desistido. Pero en cierto grado, parece como que cada día tengo más razones para hacerlo. Veremos como progresa en el futuro

Recapitulación Estoica de la Disciplina del Asentimiento

Muy parecido al último mes sobre todo en cuanto a meditaciones estoicas. Con una diferencia a partir de ahora: En la disciplina del asentimiento tienen que entrar nuevas prácticas:

  • Examinación de Impresiones
  • Reducción del pensamiento
  • Razón en función del Escenario
  • Rebatiendo el pensamiento

En cierto grado, estas 4 prácticas las voy a contener en una sola práctica activa que por ponerle un nombre se va a denominar, Examinación Integral de Impresiones y Juicios.

Para su correcta ejecución se me ha ocurrido una idea: Crear un sistema forzoso de Examinar varias impresiones al día, y expresarlas a través de las Meditaciones Estoicas al final del día. Para ello, voy a escribir todas las examinaciones que vaya recorriendo a lo largo del día, con un mínimo diario. Por ejemplo, voy a empezar con 3 impresiones: Una de mañana, una de Tarde y otra de Noche, y mi objetivo es ir aumentándolo paulatinamente.

La Vista desde Arriba/Círculo de Hieracles

Como dije unos días atrás la he sustituido por un formato de Perspectiva Cósmica de Marco Aurelio. Concretamente el pasaje de Meditaciones Libro II.1. Lo leo diariamente por la mañana, tan pronto me es posible. De hecho me gustaría memorizarlo y rezarlo como si fuera una especie de credo (y eso que soy eminentemente Ateo, pero me convence la idea, como suelo decir; si alguna filosofía o religión lo planteó como práctica esta acción, será por algo, llamémosle, Mantra, que suena más místico). Me encanta ese pasaje personalmente. Pero tampoco me estoy tomando mucha prisa en memorizarlo. De hecho estoy creando una revisión del texto, para que se adapte mejor a mi forma de pensar, y no me resulte tan difícil memorizarlo. Todavía creo que no es una versión final, pero este sería el fragmento actual con el que trabajo:

Hoy me encontraré con algun curioso, algún ingrato, algun insolente, algún pesado, envidioso o egoísta. Pero todos estos vicios les suceden porque no entienden que diferencia hay entre el bien y el mal.
Pero yo, habiendo aprendido que la naturaleza del bien es lo bello, y que la naturaleza del mal es lo torpe, y ahora sabiendo como pueden ser las personas de torpes, no dejan de ser parientes míos.
No de mi misma sangre, pero si de una inteligencia universal. De la misma partícula consciente universal que nos envuelve a todos.
Por ello no puedo sentirme molesto con ellos, porque es imposible que me perjudiquen con sus formas. No puedo enfadarme ni rechazarles, ya que hemos sido creados para ayudarnos mutuamente, como lo hacen los dos pies, las dos manos, los parpados y los ojos, los dientes superiores e inferiores.
Por tanto, sentirlos como adversarios es ir contra la naturaleza. Y es tratar de adversario a una persona el hecho de indignarse o alejarse de él.

El recordatorio de la Impermanencia

No lo he ejecutado apenas. Quizá acabe reemplazándolo por la Examinación Integral de Impresiones y Juicios. Ahora dentro de la disciplina del Deseo, he incorporado la Visualización Negativa, como comentaré a continuación. Dejaré en cuarentena esta práctica

La Renuncia Voluntaria

La madre del cordero. No la he ejecutado en este mes, y es un verdadero error por mi parte, no tengo nada que alegar al respecto. Si no empiezo a ejecutar en esta línea pronto, creo que empezaré a notar que me falta una pata importante en toda la estructura, y generará altos grados de desmotivación para continuar innecesariamente

Esta práctica es la segunda más importante con diferencia, y en cierto grado, no solo sirve para entrenar la Disciplina del Deseo, sino, es la puerta a la Disciplina de la Acción, al menos en mi caso particular

La Visualización Negativa

Ya he introducido los cambios que comenté anteriormente, y ya creo que voy por el buen camino en la ejecución de esta práctica. Me resulta fácil ejecutarla, y creo que ya empieza a tener un cierto valor su incorporación en mi práctica diaria. Además, creo que es posible que reemplace al recordatorio de Impermanencia, porque en cierto grado, en la visualización negativa, incorporo grandes dosis de recordatorio de impermanencia.

Y junto a la renuncia Voluntaria, creo que ambas eclipsarían el sentido del recordatorio, tanto en lo «cognitivo» (visualización) como en lo «conductual» (renuncia)

Recapitulación Estoica de la Disciplina del Deseo

He hecho varios cambios, para dar cierto grado de solidez a esta disciplina. Pero si es cierto, que sin Renuncia Voluntaria, le falta una pata a una mesa de 3 patas, es decir, que se cae forzosamente. Tengo que impulsarme a ejecutar la Renuncia Voluntaria a toda costa, y creo que a estas alturas, tengo grandes motivos para ello.

Me gustaría poder hablar más abiertamente de la Renuncia Voluntaria en mis meditaciones estoicas futuras, con gran contento (charis) de una correcta ejecución. Todo el mundo sabe, lo difícil que es esta práctica. Tan difícil, que siempre creí que es el motivo número 1, para que la gente tarde o temprano, deje de estar identificada con esta filosofía tan «puñetera» (y sobre todo, el motivo por el cual, prácticamente nadie aceptaría en la actualidad introducirse en una disciplina donde la Renuncia Voluntaria es permanente, sino definitiva, como el Epicureanismo o el Cinismo)

La lectura Diaria

Quizá una práctica en la que he destacado durante este mes de manera excesivamente alta. He leído sobre el Estoicismo hasta el hartazgo. Definitivamente he intercambiado la Renuncia Voluntaria por la Lectura Diaria. En resumen, me he convertido en un ratón de biblioteca durante un mes. Y esto debe cambiar forzosamente como vengo diciendo.

Recordatorio de Refuerzo y Re-Escritura por Compromiso

Como el mes pasado, ha sido completamente correcto. Y este mes será aun más correcto, dado que comentaba en el apartado anterior, mis meditaciones estoicas escritas se van a enfocar mucho más a la parte de reescribir pasajes y con ello trabajar el recordatorio de refuerzo. Creo que en cierto grado, estas dos prácticas podrían fusionarse en una, porque al reescribir, se ejecuta un recordatorio. Aunque no viceversa. Quizá, ese «no viceversa» sea el motivo por las que no la he fusionado de momento

Desarrollo de Lazos Sociales (y unas breves Meditaciones Estoicas)

Tras tanto leer, evidentemente, tengo un punto de vista del Estoicismo que es completamente diferente a lo que puedo leer en las conversaciones de los grupos de manera generalizada. Al haber profundizado tanto,  ahora veo todas las conversaciones con nuevo prisma que al origen.

Por poner un ejemplo, hoy una persona en grupo decía esto:

Quiero argumentar que el comportamiento irracional de otros, aunque es inconsistente con su naturaleza personal, no tiene porque ser inconsistente con la naturaleza de manera  completa. La Naturaleza necesita eventos negativos para superponerse a los positivos. Debe existir destrucción, para que la creación ocurra. Como la Naturaleza haga esto no debe ser de nuestra incumbencia. Por tanto la única inconsistencia con la naturaleza son las elecciones Viciosas

Esto yo lo leo hace dos meses, y me complacería en gran medida. Un argumento muy bien articulado, que cobra un sentido fabuloso, y que habla del Estoicismo prácticamente al completo. Pero claro, hoy en día, ya no lo veo de la misma manera. Hay una fuerte inconsistencia en ese texto. Habla de «lo positivo» y lo «negativo». Con lo cual, le pregunto que me ponga un ejemplo de algo «negativo» para ver a que se refiere con esa terminología y me responde así:

Los incendios, la muerte, la avaricia, la intolerancia, la noche, necesitamos cosas negativas, para entender la concepción de lo positivo. Para nosotros ver lo que queremos necesitamos ver lo que no queremos. La vida y la luz no tienen sentido sin la muerte y la oscuridad.

De alguna forma, la persona en cuestión, se había creado un sistema Moral Estoico fantástico, en el que asociaba: Lo preferido indiferente con lo bueno, y lo rechazado indiferente con lo malo. Así de fácil. Y para que nosotros, podamos entender que es lo que preferimos y que rechazamos, tenemos que entender que es lo bueno y lo malo. Definitivamente, un razonamiento con un alto componente Peripatético, que entendían necesarios unos mínimos para alcanzar la Eudaimonia (y por ende esos mínimos serían buenos). Pero desde luego, no un razonamiento Estoico. ¿Como va a haber algo bueno o algo malo fuera de nosotros mismos? ¿No se supone que la Virtud, es decir, el Razonamiento Lógico, o lo que es lo mismo, el Correcto Asentimiento, es lo único bueno? ¿Y no es el asentimiento inadecuado que lidera a una reacción pasional, lo único malo? ¿Como podemos decir que lo negativo es la noche y lo positivo el día, simplemente porque prefiramos el día?.

¿Como es posible que la vida sea lo positivo y la muerte lo negativo? Si el Universo Consciente pensara igual, nos dejaría vivir de manera incondicional, y habría una increíble superpoblación que arrasaría con todo el planeta? ¿No hemos entendido a estas alturas que la Muerte es casi más necesaria que la Vida? ¿Y aun así, no es negativa ni positiva? Todo esto enlaza bastante bien con las Meditaciones estoicas del día de ayer, acerca de esa Moral Vacía que comentaba. Aunque en cierto grado, creo que a veces es simplemente un error léxico. Simplemente se reemplaza lo preferido por positivo y lo rechazado por negativo. Si re-formuláramos la frase anterior así, ya tendría un sentido Estoico más cercano:

Los incendios, la muerte, la avaricia, la intolerancia, la noche, necesitamos cosas que no nos gustan, para entender la concepción de lo preferido. Para nosotros ver lo que queremos necesitamos ver lo que no queremos. La vida y la luz no tienen sentido sin la muerte y la oscuridad.

Pero claro, esto ha sido un ejemplo, en un mar de ejemplos, y así han ido sucediéndose los días.

Recapitulación Estoica de la Disciplina de la Acción

En definitiva, una disciplina de la acción bastante completa, pero quizá demasiado en el aspecto «teórico» de la acción. Ahora me queda volcarme más al aspecto práctico y dejar a un lado estos análisis y meditaciones estoicas: Enfrentarme a las adversidades y ver como soy capaz de gestionarlas de manera Razonable (virtuosa). Como diría Epicteto:

Pero, puesto que por medio del discurso y de tal enseñanza se ha de ir hacia la perfección y a purificar el propio albedrío y a disponer correctamente de la facultad de usar las representaciones, y es necesario que la enseñanza de los preceptos tenga lugar por medio de determinada expresión y con cierta variedad y agudeza en las palabras, por su efecto algunos de éstos se quedan en eso, atrapados, uno por la elocución, otro por los silogismos, otro por los equívocos, otro por alguna otra de esas posadas y, al quedarse allí, se pudren como con las Sirenas. – Epicteto, Disertaciones con Arriano, Libro II, 23.39-40

Definitivamente, no es lo mismo, enfrentarse a las situaciones, eminentemente digitales, donde la capacidad de asentimiento es mil millones de veces más fácil (tomarse un minuto o más) para reflexionar la respuesta de manera consciente; que las reacciones que generalmente se provocan con el trato regular con otras personas.

Ya no es tanto el trato en si, que siempre se acaba dando en el día a día, sino más bien, enlazar con la examinación de impresiones, para intentar comprender de una manera más consciente, como se está ejecutando de bien, este trabajo de meditaciones estoicas.

Un comentario en “Planteando un nuevo formato de Meditaciones Estoicas [DIA 67]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar