Mejorando el sentido de Practica Estoica [DIA 4]

Manos a la obra con la ejecución de las 11 prácticas diarias durante estos 4 días de práctica estoica (y a partir de mañana serán 12, como puede leerse al final), he podido observar que se requieren ciertas mejoras para poder cumplir satisfactoriamente.

Aunque existen ciertas prácticas que son muy claras y concisas, como aquella práctica estoica que se ejecuta en el mundo real, existen otras que principalmente hablan sobre meditaciones, y no son tan evidentes y faciles de ejecutar, por dos razones:

  1. Están expuestas claramente a una interpretación de su contenido, como veremos a continuación.
  2. Exigen una visualización que dependiendo de la persona, puede ser ejecutada con más o menos soltura y de hecho pueda llegar a tener algun tipo de resonancia por su efectividad, o ningún tipo de resonancia en absoluto.

La cita Estoica del día

A veces solo vivir, ya es un acto de coraje.- Seneca

Siguiendo en la línea de citas peculiares de Seneca, necesitamos un poco de trasfondo para entender esta cita, considerando el curioso carácter de Seneca ante la muerte. El preludio de Seneca ante la vida y la muerte dice así:

Esta vida, como sabes, no ha de ser retenida siempre, pues lo bueno no es vivir, sino vivir bien. Por eso el sabio vivirá tanto como deberá, no tanto como podrá; él verá dónde ha de vivir, con quiénes, cómo y qué ha de hacer. Él piensa a toda hora cuál sea la vida, no cuánta; si se le presentan muchas molestias y estorbos que perturben su tranquilidad, se licencia a sí mismo. Y no hace esto en la última necesidad, sino que tan pronto como empieza a serle suspecta la fortuna, reflexiona con toda diligencia si ha de acabar de una vez. Juzga que ninguna importancia tiene para él, si ha de cansarse o ha de esperar su propio fin, si ha de ser más temprano o más tarde; y no siente ningún temor como de una gran pérdida. Nadie puede perder mucho en aquello que se escurre gota a gota. Morir más tarde o más pronto no tiene importancia; lo que importa es morir bien o mal…la vida no ha de comprarse a cualquier precio…

De alguna forma, Seneca entiende que el suicidio no va en contra de la Naturaleza y que es mejor morir que vivir mal. Pero esto puede ser entendido de muchas formas. Si partimos de una de las máximas clave del estoicismo: No hay nada malo ni bueno em si: La Virtud es lo único bueno. Podemos entender que vivir mal implica lo contrario a vivir virtuosamente. Por tanto pese a que Seneca indica en muchas de sus citas, que prefiere morir antes que vivir en el vicio (o vivir sin la Virtud), esto no implica que deba suicidarse cuando se sienta extremadamente mal, o cuando surja la tesitura por los hechos negativos en su vida. De alguna forma, es un recordatorio motivacional, que hay que vivir bien, en la virtud, y que por el simple hecho de vivir, ya se trata de un acto de Coraje (siendo el coraje una de las 4 virtudes principales). Por tanto, pese a que Seneca ha sido ámpliamente discutido en relación a este tema, bajo mi propia perspectiva, él solo quiso trasmitir un mensaje motivacional para empujar a sus lectores hacia la Virtud.

Si es cierto, que hay una cita que indica, que en caso de perder sus facultades mentales (por demencia senil o cualquier otro tipo de degeneración mental), preferiría morir dado que ya no podría seguir haciendo uso de sus facultades para ejecutar la Virtud. Pero aquí surge una dicotomía, dado que si estuviera suficientemente lúcido para elegir morir, también lo sería para ejecutar la Virtud, por tanto salvo que un tercero ejecutase una Eutanasia, esta sería solo simplemente su voluntad, algo respetable y aun moralmente discutible, según la Ética Estoica, no es reprobable.

Experiencias del Día

Al contrario de días atrás, hoy mi ejecución ha sido mucho más cercana al virtuosismo y he podido ejecutar y meditar adecuadamente en prácticamente todas las areas, especialmente en cuanto a la práctica estoica de la renuncia voluntaria a través de la Exposición y Prevención de Respuesta, y el resto de la práctica estoica en general (salvo algunas que merece la pena pulir). Esto me ha llevado a cuestionarme y replantear algunas modificaciones para adaptarlas en días consecutivos de manera más adecuada y que comentaré más en profundidad durante la meditación del día.

Si es cierto, que no ha sido todo lo Virtuoso que debería todavía, he de reconocer, que tengo una falta de Fe tanto en la Ataraxia a traves de la Virtud (expectativas, un mal acechante), como realmente en los principios relativos las Físicas del Estoicismo (principalmente los más teológicos), lo que me lleva muchas veces en el momento de la verdad, a dudar si ejecutar virtuosamente, o guardarme algo para luego (procrastinar principalmente). De todas formas, aunque se indica en el Estoicismo que no existe la persona Virtuosa, sino la persona en progreso de alcanzar la virtud (y diferentes niveles de progreso, que duran toda una vida), asiento que hoy he progresado mucho más que los tres días atrás juntos.

El resto de la experiencia, la comento a través de la meditación del día que justamente ha sido hoy motivo de mi reflexión y da lugar a mayor discusión al respecto de la práctica estoica.

Meditación del Día: Reflexiones para mejorar la práctica estoica

Sobre la Meditación Estoica

En primer lugar voy a tratar acerca de la Meditación Estoica: Dependiendo el nivel de actividad previsto, he observado que esta puede ser más larga o más corta. De los 10 minutos estimados originalmente, podría reducirlo a 5 minutos, que junto a las notas y la meditación escrita a final del día puede sumar más. Pero he observado que mantener las meditaciones cortas parece motivar más mi interés ante la ejecución y no procrastinación, que preeverla excesivamente largas (más de 10 minutos).

En cambio en función de como pueda ser el día, preveo que pueda extenderse de los 5 minutos perfectamente, sin planificación alguna previa. Incluso probablemente pueda decirse que el tiempo no sea un requisito, sino simplemente ejecutar la práctica hasta que hayamos repasado todas las acciones previstas a llevar a cabo a lo largo de un día, y como vamos a afrontarlas de manera Estoíca, sea el tiempo que sea, tanto si es un minuto, como si son 20.

En mi caso, prefiero fijar tiempos, porque me motiva a empujarme hasta llegar al tiempo previsto, y durante ese proceso, a buscar situaciones más allá de lo simplista, dándole un cariz más profundo y completo y así no solo poder ahondar en la práctica sino tener algo sobre lo que comentar al final del día.

Sobre la Visualización Negativa

Esta ya es una práctica estoica que conozco y he trabajado anteriormente (no bajo el marco del Estoicismo, sino desde la Terapia Cognitivo Conductual, conocida como Intención Paradójica, que a efectos, es lo mismo). Tanto en el pasado como en el presente, observo algo positivo, y un error muy simple que voy a corregir:

En cuanto a la parte positiva, el hecho de grabar un audio con las sentencias de visualización negativas, previamente, creo que es una gran idea, porque en gran medida permite guiar la visualización y facilitarla en gran medida. Además, al menos en mi caso, muchas veces no se me ocurren visualizaciones potentes, y creo que a lo largo del día, si van ocurriéndome eventos, que podrían servir como visualización a posteriori. Por ejemplo:

En un video veo un caso de enfermedad muy repugnante, y provoca mi rechazo a ver y/o pensar en ello de manera impulsiva. Esa forma de Asentir evidentemente, no es nada Estoica, de hecho es viciosa, y debe corregirse (falta de templanza y coraje). Para ello, ¿que mejor que aprovechar la Visualización Negativa para ejecutar la misma secuencia en la mente? Pero sucede, que en el momento de la Visualización esta escena ha sido olvidada y no se plantea. En este caso, ¿no hubiera estado mejor haberlo apuntado y luego grabado en audio, para luego rememorarla durante la sesión?

En este caso, me surge la idea de ir recopilando a lo largo del día visualizaciones y a continuación grabarlas y secuenciarlas para usarlas en visualizaciones diarias. Algo que en realidad ya hice en su momento, pero el error que cometí es que las secuenciaba demasiado rápidas (en fragmentos de lo mejor intervalos de 10 segundos entre visualización) y no me daba tiempo a profundizar lo suficiente en la visualización. Ahora voy a introducir intervalos de unos 30-45 segundos entre cada visualización y proponerme entre 8 y 10 visualizaciones al día. Los Estoicos «maestros» comentan que la visualización «final» es la visualización de la muerte de uno mismo, pero bajo mi perspectiva, creo que eso es una visualización más como otra cualquiera, existiendo otras igual de potentes, como la visualización de la perdida de cosas reforzando el principio de impermanencia, y así mismo reforzando la virtud de la Templanza, no solo del Coraje. Seguramente los «Maestros» teman más a la muerte que muchos «Iniciados».

Sobre la Perspectiva Cósmica y la Vista desde Arriba.

En cuanto a la Perspectiva Cósmica, no tenía claro claro que estuviera ejecutando esta práctica estoica correctamente. Había encontrado muy poca información al respecto, pero quizá es que en algo estaba errando. La traducción literal de las fuentes que he leído dice así:

Este es un ejercicio de visualización, durante el cual, vas a empezar a pensar acerca de ti mismo, y luego mentalmente expandir tu circulo de interés, hacia tu familia, tus amigos, la gente que vive en tu vecindario y en tu ciudad, y luego gradualmente hasta toda la humanidad, y finalmente hasta la Naturaleza en si misma. Es una forma de recordarnos que el resto del mundo es tan importante como nosotros mismos, y que tenemos que tener el habito de interesarnos por él

Así que efectivamente observé, que existía otro ejercicio, que inicialmente era al que quería referirme, y se llama «La vista desde arriba» (me confundí con la perspectiva comisca). Creo que es posible que junte estas dos prácticas como una sola, o las ejecute de manera secuencial, porque pese a que no tienen nada que ver, son dos prácticas muy cortas (Apenas 2 minutos de ejecución), y creo que pueden servir como refuerzo diario para ensalzar varias virtudes.

En el caso de la Vista desde Arriba se trata de una meditación en la que primero tomamos el momento para sentirnos a nosotros mismos y hacernos conscientes en el momento presente (meditación clásica), para luego empezar a visualizarnos desde arriba, como vistos con una cámara desde la habitación y luego ver como esa cámara se va alejando hacia arriba, viendo el edificio, el vecindario, la ciudad, el país, el mundo y luego el cosmos (quizá el hecho que apareciera la palabra «cosmos» durante esta visualización, es la que más me confundió en cuanto a la Perspectiva Cósmica se refiere).

Como puedo observar, son dos prácticas significativamente diferentes, en ambos casos es como que vamos ampliando el foco de atención de menos a más, pero el objetivo de esta practica estoica es diferente: La Perspectiva Cósmica busca más un efecto de «cosmopolitismo» mientras que La Vista desde Arriba se enfoca más en el Ego y dejar clara la insignificancia de nosotros en este vasto universo.

Con estas correcciones procederé a partir del día de mañana comentando y mejorando al respecto. Y sirvan las meditaciones como espacio para el análisis, el recordatorio y el debate del Estoicismo, sino también para la mejora continúa hacia la Virtud.

3 comentarios en “Mejorando el sentido de Practica Estoica [DIA 4]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar