La Escuela de Filosofos Estoicos [DIA 10]

Hoy un poco fuera de lo habitual, voy a hacer una introducción a un grupo muy interesante surgido con motivo de ayudar a introducir y enseñar a personas en la práctica y sabiduría de la filosofía y disciplina estoica: The College of Stoic Philosophers (La escuela de Filósofos Estoicos).

Fundado hace relativamente poco (en 2008), es una escuela online diseñada para motivar a aprender acerca de la filosofía estoica. Para los filósofos estoicos, esta es una de las opciones para impulsar ese «arte de vida» a través de la práctica. El aprendizaje lo ofrecen a través de cuatro ramas:

  • La escuela de preparación: Para introducir a jóvenes en la filosofía: Principalmente orientado para personas con menos de 20 años
  • La escuela de estudios esenciales: Que es el medio principal para introducirse de lleno en la filosofía, diseñada para todas las edades
  • La escuela de Marco Aurelio: Cuyo objeto es formar a futuros maestros de la disciplina
  • La escuela Teológica de Crisipo: Para avanzar en la rama teológica de la filosofía (principalmente panteísmo, del que espero tratar con profundidad más adelante)

Para entrar hace falta pasar un proceso de admisión. En la meditación de hoy, voy a tratar de como ejecutaré este proceso de admisión dado que me ha resultado personalmente bastante interesante pasar a través de esta escuela ya que no solo me servirá para seguir estructurando mi rutina, sino, como un magnifico medio para ejercitar la práctica de Lazos Sociales

La cita Estoica del día

Muerte y vida, honor y deshonor, dolor y disfrute – todas estas cosas ocurren tanto a buenas como malas personas, cosas que no nos hacen ni mejores ni peores. Por tanto no son buenas ni malas. – Marco Aurelio

Otra cita que va en referencia al concepto de los Preferidos Indiferentes y No Preferidos Indiferentes en relación a como queda planteado por filósofos estoicos como Marco Aurelio

Siguiendo con el Diagrama que comentaba el otro día, una vez que hay algo ante lo que podemos asentir o no (por ejemplo, el dolor o el placer), sigue así el diagrama:

algoritmo estoico virtud
Dicotomía de la Virtud

Con lo cual, muerte (no preferido), o vida (preferido), honor (preferido) o deshonor (no preferido), dolor (no preferido), o disfrute (preferido), pueden ser cosas que tratemos que estén en nuestras vidas o tratemos de apartarlas, siempre y cuando no contraríen a la virtud: Por ejemplo, no debemos escabullirnos de una situación importante (vicio, falta de la virtud del coraje) aun sabiendo que esta nos causará dolor, ni tampoco debemos de dejar de mostrar nuestra presencia cuando se nos requiera, a pesar que sepamos que vamos a ser abucheados. Aunque no es preferible morir que vivir en el vicio, se considera que siempre estamos a tiempo de cambiar y vivir virtuosamente, si es virtuoso morir cuando con ello vayamos a ejecutar una acción en vida virtuosa previa a la muerte como comentaba en el artículo de días anteriores.

Creo que con esta cita y su reflexión, sirve para aproximarnos un poco más al entendimiento de como afecta la Virtud en relación a nuestro entorno.

Experiencias y la Meditación del Día: Adentrándonos en la Escuela de Filósofos Estoicos

Hoy debo decir, que he consumido una gran parte del tiempo que tengo destinado a ejecutar exclusivamente la práctica estoica, a una novedad que me ha llamado bastante la atención y como comentaba al inicio de este mensaje: La aplicación para entrar en el curso de Estudios Esenciales de la Escuela de Filósofos Estoicos, algo que me ha llevado algo cerca de las 2 horas, entre la reflexión que me ha supuesto escribir un ensayo que exigen para la admisión, como su escritura en idioma inglés.

El haber ejecutado la aplicación para acceder al primer curso de la Escuela de los Filósofos Estoicos, me ha servido como para hacer un pequeño recordatorio e introspección de cual fue mi recorrido a lo largo de los años, en cuanto a nivel terapéutico se refiere, durante el tratamiento de un Trastorno Obsesivo Compulsivo, hasta de como una filosofía de estas características puede servir para complementar, como suelo metafóricamente hacer yo referencia, la última pieza de un puzzle que falta por completar.

En primera instancia, tome la oportunidad de hablar acerca del recorrido por el trastorno obsesivo compulsivo que en esta página regularmente he venido asociando desde el primer día. Creo que cada uno llega al estoicismo de una manera. Aunque pienso que la mayoría llegó, llamados la atención a través de los infinitos aforimos de los tres principales estoicos romanos y más popularmente conocidos: Marco Aurelio, Epictecto y Seneca. Creo que de entre todas las posibles entradas al estoicismo, esta de lejos puede considerarse la más «debil» para continuar en su práctica más profunda, en el sentido que las personas movidas por ideales, todavía necesitan tomar consciencia de un elemento más fundamental: La importancia de la toma de acción y el comportamiento.

De nada sirve leer y gozar de una cita tipo: «Vive la vida de acorde a la Virtud», cuando horas después sigues sentado delante del ordenador leyendo el muro de Facebook de tus amigos. Afortunadamente, soy consciente que muchos que llegan a esta página han sido atraídas a través del movimiento relativo a la Terapia del Trastorno Obsesivo Compulsivo que en los últimos meses vengo fraguando. Un inicio muy positivo bajo mi punto de vista, que quiero evaluar a lo largo de los meses.

Las citas resuenan muy bien el interior de nuestra cabeza, pero luego puestas en la práctica suelen ser peor que abrir una cerradura oxidada. La práctica estoica suele ser generalmente uno de los elementos menos atractivos que alguien puede encontrarse cuando aterriza por primera vez en el estoicismo: «Imagina durante varios minutos la escalofriante muerte de tus hijos y como sería la vida después de ese evento», sugiere la práctica de la Visualización Negativa, o como decía Epictecto en el Enquiridion (III)

Si amas una vasija de barro, piensa que es una vasija de barro lo que amas; pues cuando se rompa no sentirás turbación. Si besas a tu hijo o a tu mujer, piensa que es sun ser humano a quien estas besando, pues si la esposa o el hijo mueren, no sentiras turbación.

Tras leer esta frase, especialmente al principio, al introducirse en la filosofía del estoicismo, la impresión general va a ser: Creo que estos filósofos estoicos quieren vivir una vida ausente de emoción, esto no va conmigo, creo que era mejor la frase de «Vive la vida de acorde a la virtud». Suena mucho más poética.

A continuación, todo el recorrido de como el Estoicismo ha ido copando todos los aspectos de mi vida, y como vengo desarrollándolo tanto a nivel teórico, como algo más recientemente práctico, para culminar un texto que se exige del orden de las 1.000 palabras (después de leer mensajes aquí escritos diariamente, que superan esa «cuota», sin ir más lejos, este mismo, puede parecer fácil, pero al ser en idioma Ingles, se pone un poco más cuesta arriba!).

A partir de ahí y enviada la solicitud, veremos si recibo respuesta pronto y puedo ir comentando un poco a futuro, como se sucede este primer curso de la Escuela de los filósofos estoicos. Como en el estoicísimo se sugiere: No tengo expectativas al respecto, pero creo que es lo mejor que puedo hacer en el momento presente, para seguir prosperando en el entendimiento de la filosofía, y quizá lo más importante y que muchas veces adolezco, poder cotejar puntos de vista con terceros, una de las prácticas mas fundamentales en la filosofía, para no quedar atrapado en un punto de vista único y egocentrista, que suele resultar de no compartir la opinión con más personas.

3 comentarios en “La Escuela de Filosofos Estoicos [DIA 10]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar