Materialismo Estoico: La base de la Física Estoica [DIA 52]

Seguramente, muchas veces habremos oído hablar acerca del materialismo y su fuerte relación con la cultura occidental, frente a otras culturas orientales que parecen mas orientadas a la energía. Esto no se daba así del todo certeramente, especialmente en la época clásica, y es curioso observar las fuertes alegaciones que tuvieron que superar filosofías como el estoicismo, en contra de esta hipótesis de la formación de los aspectos más Universales. Hoy voy a introducir de nuevo el apartado de la física estoica pero desde otra perspectiva diferente: El Materialismo estoico

La cita Estoica del día

El arte de vivir bien se asemeja más a la palestra que a la orquesta, por cuanto es preciso estar uno sobre aviso, inconmovible, contra los accidentes súbitos e imprevistos. – Marco Aurelio, Meditaciones, Libro VII.61

En la antigüedad clásica, la palestra era un lugar de combate, de pelea. La palestra se asocia más a un lugar impredecible, un lugar donde expones tu vida, y pueden suceder situaciones que comprometen tu integridad y tu serenidad. En gran medida Marco Aurelio invita a reflexionar, que contrariamente a la orquesta donde todo esta medido y controlado, un ambiente seguro y de confort, el arte de vivir se basa en exponerse, en jugarse el tipo a diario.

Curiosa reflexión observar en otra ocasión más, esa diferencia que existe entre el estoicismo que invita a relacionarse, a estar expuesto a la sociedad y las situaciones incomodas, con respecto a otros planteamientos filosóficos o ideológicos, que prefieren invitar a la meditación aislada, al retiro espiritual, alejados de todo disturbio.

Experiencias del día

Hoy fue un día de meditación casí integro aun a costa de un desempeño parcial de la práctica estoica. El motivo es que me enzarcé en conversación con uno de los más grandes «defensores» de la visión más «religiosa» de Estoicismo, discutiendo principalmente sobre algunos principios básicos del mismo y que lo definen en su aspecto más tradicional.

Como ya vengo comentando en varios mensajes anteriores, todavía no salgo de mi desconcierto ante dos materias que no casan bien entre si; y tampoco casan bajo lo que bajo mi punto de vista considero, la naturaleza intrínseca del cerebro (Neuro-plasticidad), y el principio de Habituación. Estas materias son:

  • Los proferidos indiferentes
  • El Prokopton, o el progreso hacia la virtud.

Y la conjunción de ambos, a la que yo de momento llamo, la «disciplina de la excusa». Aunque he de reconocer, que de esta conversación salieron ideas interesantes y que debo meditar y trabajar en días sucesivos. Pero en lineas generales el resultado de la discusión giró entorno al propósito de ser conscientes sobre los nuevos preferidos indiferentes que recibimos y adquirimos; y la responsabilidad del ser humano por otros seres humanos, como parte de ese «Vivir de acorde a la Naturaleza», y en teoría, bajo el paraguas, del Cosmos consciente. Conceptos así sueltos sin mucha relevancia para nada en particular y que todavía queda hilar por mi parte.

Como digo, todavía no he sido capaz de hilar bien todos estos conceptos y seguiré trabajando en ello. Lo que si es curioso que la certeza que desprendía este hombre invitaba a pensar. Evidentemente la mayoría de los fervientes religiosos de cualquier doctrina desprenden una certeza conmovedora, pero no por ello más adecuada. Justamente forma parte de la retórica y la elocuencia del discurso; la parte más segura y más firme con su discurso tiene más papeletas de imponerse sobre el otro.

Pero personalmente, yo intento abrir un pensamiento permeable: Las ideas fluyen a traves mía, pero muchas (la mayoría) no se retienen. Es por ello que si no hay una base de fundamento coherente que hile toda la cuestión, por mucho convencimiento que presente la otra parte, para mi es totalmente superfluo y sin sentido. Y generalmente está coherencia no se daba en ninguno de los argumentos. No se muy bien si es que a veces el argumento propio se tiene tan asimilado que ya nadie se fija en las incoherencias que presenta, o si es que nadie quiere dar mas explicaciones que las justas. En cualquiera de los casos, tomaré el esfuerzo de profundizar más en este aspecto y ver si llego a un nivel superior de comprensión acerca de estos temas.

Temática del Día: Sentando otras bases de la Física Estoica desde el Materialismo Estoico

Como ya vengo comentando de tiempo atrás para entender el Estoicismo, es crítico entender su física. En gran medida la física del estoicismo tiene varios componentes fundamentales que iré comentando a lo largo de los días, como su relación con Dios (recordemos, ese Dios visto desde el panteísmo), la Cosmología, la existencia y la Psique (el alma según la palabra griega) o la Psicología (la ciencia del alma); pero luego tiene dos componentes estructurales:

En el segundo caso, hablamos del concepto de la Ontología, o el estudio del ser o del haber. Según Wikipedia, hablamos de dar respuesta a preguntas tales como:

Intenta responder preguntas generales como: ¿Qué es la materia? ¿Qué es un proceso? ¿Qué es el espacio-tiempo? ¿Hay propiedades emergentes? ¿Se ajustan todos los eventos a alguna(s) ley(es)? ¿Hay especies naturales? ¿Qué hace real a un objeto? ¿Hay causas finales? ¿Es real el azar?

Algunas de las cuales intentaré dar respuesta hoy desde la perspectiva del Materialismo estoico.

El materialismo Estoico como postura divergente

Suena raro pensar que el materialismo, que en gran medida hoy es una postura dominante; fuera divergente miles de años atrás. Considerando que Platón trajo consigo una serie de conceptos en los que la materia y el materialismo no tenían cabida entre los que se incluía evidentemente el materialismo estoico; es interesante reflexionar como fueron salvados estos argumentos.

Recordemos el Mito de la Caverna y Platón. De la Escuela Platónica surgen principalmente las lineas de pensamiento; que ponen en duda, si lo que vemos, es realmente lo que es. Y definitivamente se trata de una carga frontal contra la materia tal y como la concebimos. Lo más interesante de todo esto, es como la Lógica cumple un rol vital, para intentar desenvolver o posicionarse; con la «real verdad» en la mano. El arte de la dialéctica, y la retorica para el posicionamiento de las filosofías antaño y en la actualidad resultaba interesante para ganar adeptos; y también para encontrar un argumento para todo. O casi todo como veremos a continuación.

¿Pero realmente esto como nos afecta a nosotros? Según entendamos la física, es posible que en gran medida aspectos de la Lógica; como lo relativo a los decibles, los pensamientos, el entendimiento y el conocimiento, carezcan de todo sentido; o como seguramente comentare más en profundidad en adelante; aspectos de la Ética de la Virtud Estoica, sin una buena base física, caigan por su propio peso.

Propiedades del materialismo estoico

Platón fue cargando contra los materialistas de manera sistemática, tratando de refutar esta creencia en su máxima expresión y en gran medida tuvo éxito; algunos surgieron con otras lineas de pensamiento como los materialistas moderados, que sostenían argumentos tales, como que elementos como el alma si existían, pero en un tipo de materia diferente al usual. En gran medida, se observa como Platón fue firme y eficaz en su pensamiento, y toda la teoría alrededor del materialismo fue prácticamente neutralizada y los remanentes, desestabilizados; todo pese a que la evidencia del materialismo parecía mostrarse frente a sus narices.

Pero el materialismo estoico se introdujo con un nuevo nivel de imposición en contra de las ideas platónicas. Para empezar aceptaron directamente todos los argumentos de Platón, en vez de posicionarse. El objetivo era aceptarlo todo, llegar a la mínima expresión más simplista de la materia, es decir a «el algo» (ti en griego) y refutar el concepto de Platón en ese punto.

Para los Estoicos la materia o más bien algo mas trivial («el algo» o «el que») tenía las siguientes 2 características:

  1. Todo aquello que pueda actuar, o ser actuado. En cierta manera, hablando de materia activa o animada, como los seres vivos y materia pasiva como la materia inorgánica.
  2. Todo lo que es materia existe. Es real. Lo que no es materia no existe. Por ejemplo un perro existe, pero el concepto «perro» no. Por tanto el «algo» que vemos cuando vemos un perro, es materia, pero lo que denominamos «perro» no es materia.

En este sentido, el materialismo estoico plantea dos tipos de «algo», que aunque el primero si esta compuesto de materia el segundo no. Lo que tiene cuerpo y la incorpórea. El primer tipo existe, y puede actuar o ser actuado. El segundo en cambio, no, por tanto solo subsiste. Es como un nivel por encima de la «inexistencia».

Entonces tenemos tres tipos:

  1. Los cuerpos, que existen, y pueden ser actuados
  2. Los incorpóreos, que subsisten, pero que no pueden ser actuados
  3. Lo que no existe

Esta estructura es un reto para la filosofía Platónica, porque al sacar un nuevo concepto de «el algo», para definir cosas que subsisten en vez de simplemente negar su existencia; supone un compromiso sobre todo, desde la perspectiva lógica

Ejemplos de cada tipo de componente en el concepto del materialismo estoico

En primer lugar, si hablamos de los cuerpos, es tan fácil como observar todo lo que nos rodea. Pero ahora más adelante voy a hacer una breve introducción al planteamiento de la composición de lo que estan compuestos dichos cuerpos.

En segundo lugar, los incorpóreos son divididos en 4 categorías:

En tercer lugar, lo que no existe. Todo fruto de la imaginación, las alucinaciones, o las convenciones sociales; es decir, los conceptos universales, como los cuatro niveles de las ideas Platónicas

La importancia del «algo» en el materialismo estoico

Se observa que Platón claramente fue uno de los «lideres» en cuanto a la ontología clásica se refiere, y los estoicos tuvieron un enorme reto por delante. Considerando que los Estoicos tenían que dejar claro que el «algo» existía y por ende podía ser material, porque sino en otro caso quedaría refutada toda la teoría física por el Platonismo; y en consecuencia toda la lógica estoica se desmembraría inmediatamente, Crisipo, maestro de la Lógica, planteó el llamado «argumento del nadie».

Recordando los silogismos Estoicos se plantea de la siguiente manera:

Si alguien está en Madrid, no está en Barcelona
«El hombre» esta en Madrid
Por tanto, «el hombre», no está en Barcelona

La primera trampa de este silogismo, está en establecer la relación entre «el hombre» y «alguien» (como «algo») de manera subliminal. Aquí otro silogismo para complementar este:

«Si alguien es un hombre, entonces ese alguien es un animal racional», considerando que un «hombre sea un animal racional», se establece la relación relativa. Falta relacionar el concepto con la entidad física.

El hecho de ser un animal racional, es una propiedad común (koinos poion). Pero a la misma vez, cada hombre de manera individual puede tener ciertas peculiaridades (idios poion) como la estatura. Por tanto, ese «algo» es lo que definimos, y «el hombre» sirve para definir una cualidad física de estar encuadrado dentro de los «koinos poion«. Por ejemplo; los perros tiene cuatro patas, pero mi perro tiene una mancha gris en el lomo. En gran medida el inexistente hombre, es una conjunción de físicos («koinos poison») que lo describen. La palabra «perro» sirve para definir la cualidad física de animales con cuatro patas que ladran. Se establece una relación perfecta entre el mundo físico (materialista estoico) y el mundo de lo inexistente

Y entonces si planteamos que la primera parte es lógica pura: Si alguien está en Madrid, no está en Barcelona

Y la segunda parte es trivial: «El hombre» esta en Madrid

Entonces la última parte, que no es admisible por si sola por el planteamiento Platónico, ha de ser aceptada irrefutablemente según la lógica estoica. Y por tanto, se refuta el concepto anti-materialista de Platón. Al final el cazador de los materialistas (la filosofía Platónica), es cazado por los Estoicos con esta trampa lógica.

¿Que es la materia según el materialismo estoico?

No quiero hoy entrar mucho en detalle en este aspecto, porque preferiría dedicar un día a una lectura y meditación especifica acerca de este tema. Aprovechando un poco lo comentado en el día de hoy puedo decir que los Estoicos dividían la materia en dos:

  • La materia de lo activo
  • La materia de lo pasivo

Pero también incongruentemente, determinaron que la materia era monista, es decir que todo estaba compuesto de lo mismo. Así que en gran medida, se establecía el hecho, que en realidad la materia estaba compuesta por dos componentes al mismo tiempo, una materia dual. Una materia con un componente activo y otro pasivo al mismo tiempo. Si según Heráclito, todo estaba hecho de Fuego, y según Crisipo, todo estaba compuesto de «aire vital» o Pneuma, entonces, la materia sería algo así como «fuego consciente».

Como decía, ya comentaré esto más adelante, porque además surgen ciertas ramificaciones y pensamientos acerca de esta temática, entre ellas la concepción de Dios, del dios estoico o panteístico. O incluso el planteamiento panpsiquista. En gran medida algo que afectará significativamente sobre todo para la comprensión en profundidad, del apartado de la Ética estoica.

3 comentarios en “Materialismo Estoico: La base de la Física Estoica [DIA 52]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe realizar el rompecabezas siguiente. Simplemente coloque las fichas con el raton en su sitio, no hace falta que encaje perfecto y al terminar pulsa en el botón para Confirmar